Cine Inclusivo

La cultura es un derecho,
no un privilegio.

"Es importante reconocer que la cultura no solo consiste en la información o los estímulos que recibimos a diario.

La cultura, el conocimiento, nos hace crecer. Fortalece nuestro carácter y nuestra identidad como individuos de pleno derecho.
Mi Cine Inclusivo
Afortunadamente, la sociedad tiende a ser más inclusiva.
En España se está apostando políticamente para que todos los productos, bienes y servicios públicos sean accesibles. Dicha apuesta también afecta a las manifestaciones artísticas, espacios y eventos culturales.

Por tanto, el incremento de producciones que presenten un contenido audiodescrito, con subtitulado accesible y en lengua de signos ya es una realidad.
No obstante, la política no determina cómo incorporar la accesibilidad de forma óptima. La normativa UNE específica, de 2005 y 2012, está desactualizada.

En consecuencia, las herramientas de accesibilidad se desarrollan sin contacto con los autores de la obra, una vez el producto ya está confeccionado y listo para estrenar. Esto impide que los profesionales en accesibilidad trabajen cada proyecto en profundidad.
"Puede argumentarse que la accesibilidad cultural, aunque comienza a ser abundante en cantidad, tiene un amplio margen de mejora en cuanto a su calidad.
Un viaje desde la accesibilidad con destino a la inclusión.
En el sector cultural, así como en cualquier otro ámbito de nuestra vida, la planificación y la comunicación son vitales. La accesibilidad ya puede ser tomada como un eslabón más de la cadena creativa, y hay que abordarla desde las fases más tempranas de la producción.
Ofrecemos un cambio de paradigma: desde un principio, el equipo creativo tiene que ser consciente de que su proyecto va a ser accesible.
Además, los autores de un proyecto inclusivo deben conocer las principales herramientas de comunicación accesible: audiodescripción, subtitulado y lengua de signos.

De este modo, creadores y profesionales en accesibilidad podrán comunicarse perfectamente, potenciando la fidelidad entre la obra artística y sus herramientas accesibles.

O lo que es mejor: conocer las necesidades de un mayor sector de público impactará en los diferentes departamentos de la producción, haciendo que arte y accesibilidad se mezclen y ofrezcan como resultado una obra más universal.
Nihil de nobis sine nobis
Contamos de forma activa con los futuros usuarios de las herramientas de accesibilidad. Juntos, alcanzamos nuevas metas en creatividad y calidad, ya que sus aportaciones ofrecen una visión fresca de la obra: una suerte de control de calidad que nos permite ultimar detalles durante la postproducción.
Una metodología global,
un camino fértil.
Compartimos nuestra visión inclusiva. Asesoramos a profesionales, entidades, productoras y centros educativos, para que cada vez seamos más personas las que demos el salto a la inclusión.
Un ejemplo de nuestra metodología es el Informe de Accesibilidad, una plantilla que sirve de enlace entre los autores de la obra y las empresas de accesibilidad.

Este Informe ha sido valorado positivamente por diferentes profesionales y usuarios. Es objeto de interés y estudio en diferentes centros y universidades.
¿Y si la inclusión
pudiera mejorar el arte?
Nuestra filosofía respeta la visión artística de los autores y la experiencia de un público universal.

El cine inclusivo no es un parche, ni un añadido de última hora. Es una apuesta personal y profesional, que abarca desde el guion hasta la distribución, permitiendo que cada expresión cultural brille con identidad propia para todo espectador que la quiera disfrutar.
Volver arriba